¡La abrumadora felicidad!

bomaher
Mensajes: 241
Registrado: Lun Jun 22, 2020 1:02 am

¡La abrumadora felicidad!

Mensaje por bomaher »

¡La abrumadora felicidad!

Por Hernán Maldonado

La mayoria de los bolivianos mirarmos hoy en las redes sociales con no poco asombro (quizás aguantando el vómito) cómo la ex barragana del jefazo disfruta de su reciente libertad en lo que parece ser una de sus mansiones paradisiacas.

Las fotos las colgó el ex ministro Yerko Nuñez. En una de ellas se la ve rebosante de alegria junto a un individuo no identificado (quizás el flamante administrador de sus bienes) teniendo delante suyo unas grandes cajas de regalos navideños.

En la otra se la ve "pata-pelada" corriendo sobre el pasto recién cortado de lo que a simple vista es toda una mansión. Como para que no quede duda de su abrumadora felicidad posa delante de una estatua (que embellece una fuente de agua) con el brazo izquierdo apuntando al cielo, como si agradeciera al buen Dios lo afortunada que es.

Lo corrobora de hinojos ante un Belén erigido al aire libre en ese ambiente florido, de fresco verdor, de palmeras envidiables. El único indiferente a tanta felicidad es un león pétreo dejado en el jardín como al azar.

La jovencita (según el periodista Virginio Lema Trigo que hoy recordó publicaciones de la época) era menor de edad cuando se concubinó con el Zar del Chapare. Fue la protagonista central del escándalo de febrero de 2016.

Era de todo, pero no tonta. Por largos meses fungió como la primera dama de la nación y se aprovechó para escalar a cumbres altas de la corrupción sacando contratos sin licitaciones por cientos de millones de dólares.

Cuando el periodista Carlos Valverde destapó, lo que se llamó el "caso CAMCE", el régimen del cocalero vio resquebrajarse sus cimientos. "El hombre nuevo" de la película masista resultó nomás ser tan corrupto como los gobernantes anteriores.

Para no extenderme en el cuento, les recuerdo que ante pruebas irrefutables, el amante iletrado admitió su relación sentimental con la jovencita y autorizó que se la enjuicie. (No sin antes decir que solo era "una cara conocida" suya) Fue sentenciada a 10 años de cárcel por delitos menores, pero NUNCA se le obligó a devolver los millones que se embolsilló (algunos dicen que fueron 500 millones de dólares).

Los que aún se preguntan dónde está ese dinero, miren las fotos de Yerko Nuñez. La jovencita, rie, rie, rie, brinca de felicidad como un carnerito. Lo único que falta es que nos saque le lengua a los bolivianos. ¿O no es VERDAD?

Responder