Vivimos en el engaño

bomaher
Mensajes: 77
Registrado: Lun Jun 22, 2020 1:02 am

Vivimos en el engaño

Mensaje por bomaher »

Vivimos en el engaño

Por Hernán Maldonado

Una nota imperdible, hoy en El Diario, es de la pluma del colega Humberto Vacaflor, sobre las contradicciones en las que incurre desde el principio Luis Arce Catacora.

Como LAC afirma que Bolivia vive una peor crisis económica que la que experimentó en los tiempos de la UDP, Vacaflor (especialista en el área económica) sostiene que eso es imposible que se haya producido en 11 meses de gobierno de Jeanine Añez.

Esta parte de la nota de Vacaflor es imperdible:

“…Y luego comete una contradicción elemental. Asegura que semejante crisis, descomunal crisis, necesitará grandes esfuerzos para enfrentarla, y todo el tiempo de que se disponga, pero a renglón seguido dice que ha decidido seguir dando cátedra en la universidad.

“A ver, pongámonos de acuerdo. O lo uno o lo otro. Es o no es grave la crisis. Si es tan grave, necesitarías dedicarle todo tu tiempo, y no solo una parte. Salvo que la crisis no sea tan grave o que -y esto es lo peor- no tengas ni la menor idea de cómo la vas a encarar…”

Yo pienso que el país vive el tiempo del engaño. Arce Catacora tiene por principal misión culpar al régimen de 11 meses de una crisis que empezó el 2014, de acuerdo a brillantes economistas, sin militancia política.

Pero el peor engaño fue el gobierno de Añez-Murillo que se burló de las ansias de democracia del pueblo boliviano al convertirse en un “régimen de transición”, pero para la vuelta del masismo al poder. Les hizo creer a los bolivianos una cosa e hizo otra.

Apenas instalada la presidenta Añez, denuncié que el Fiscal General Lanchipa, con la seguridad del retorno de la mafia masista, instruyó a los fiscales departamentales que no se esmeraran mucho en iniciar procesos a los corruptos evistas. ¿No ocurrió esto? Me ahorro detalles.

El ministro Murillo ¿no favoreció la salida del país del ex ministro de minería Navarro, con supuestas órdenes y contraordenes a los fiscales que tenían a su cargo el caso? ¿Detuvo –como anunció—a Guarachi, Loza y Andrónico por los bloqueos de agosto que causaron la muerte de 38 personas? No sigo.

A todos mis seguidores les consta que desde el comienzo apoyé a la señora Añez. Dejé de hacerlo cuando, como miles de bolivianos, me sentí engañado. Hoy me pregunto ¿A qué le temía su gobierno para quedarse con las manos atadas y no proceder de acuerdo a ley? Solo pregunto.

Responder