La prostituida justicia boliviana

bomaher
Mensajes: 231
Registrado: Lun Jun 22, 2020 1:02 am

La prostituida justicia boliviana

Mensaje por bomaher »

La prostituida justicia boliviana

Por Hernán Maldonado

La "justicia" boliviana siempre ha sido mala, pero empeoró notablemente bajo la égida de la wiphala.

¿Alguien recuerda el infame caso del joven Alfredo Jaúregui, fusilado hace casi 100 años, sin que se le haya comprobado fehacientemente su culpabilidad en la muerte del ex presidente José Manuel Pando?

¿Algún culpable por el atroz colgamiento en 1946 del presidente Gualberto Villarroel, su secretario Luis Uria de la Oliva y su edecán Waldo Ballivian? ¿Por los asesinatos de prominentes políticos en Chuspipata?

El régimen cocalero con la falsa bandera de la incorporación de las mayorias nacionales al manejo de los asuntos de Estado, propició el encumbramiento de una cáfila de ignorantes en cargos públicos y de vivillos "culitos blancos" (ex presidente JPZ dixit) como sus asesores.

Esta manga de atorrantes, ignorantes del manejo de la cosa pública, se enseñorearon en el país haciéndoles creer a las masas de analfabetos y semialfabetos que eran por fin gobierno en el país.

Coparon los poderes Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Electoral teniendo como conductor supremo al iletrado Evo Morales, colocado en esa condición por sus mandantes Fidel Castro y Hugo Chavez, como él mismo lo reconoció públicamente.

En esa onda, llamó a elecciones para elegir a magistrados y jueces en octubre del 2011 entre quienes no tenían las mejores calificaciones o merecimientos, sino entre sus obsecuentes tinterillos y títeres.

Bolivia fue puesta en el mapa mundial, ¿por esas elecciones judiciales? ¡Noooo!, sino por el magistrado Gualberto Cusi, (sin experiencia ni como juez de instrucción en una provincia), al haber sido elegido al más alto tribunal de la República.

¿Qué hizo Cusi?, pues el emponchado flamante magistrado anunció que sus fallos los emitiría tras ver lo que le decían las hojas de coca al tirarlas... Así se simple.

Pronto el magistrado cayó en desgracia ante sus patrones masistas, ¿Por su estupidez? ¡Nooo! por opinar que no correspondía la reelección del amo supremo.

Juan Carlos Calvimontes, ministro de Salud del caudillo cocalero reveló (ilegalmente, tratándose de un médico) que el magistrado aymara padecía de SIDA y de ahí todo fue, para Cusi, como la letra del tango: "Cuesta abajo, la rodada..."

Y todavía hoy los que contribuyeron a prostituir mas de lo que estaba la justicia boliviana se rasgan las vestiduras, nombran comisiones y... Manga de atorrantes y sinverguenzas wiphaleros.

Responder