La Venezuela saudita y la Bolivia próspera

bomaher
Mensajes: 40
Registrado: Lun Jun 22, 2020 1:02 am

La Venezuela saudita y la Bolivia próspera

Mensaje por bomaher »

La Venezuela saudita y la Bolivia próspera

Por Hernán Maldonado (*)

A pocos días de las elecciones presidenciales en Bolivia, la situación entre los votantes me recuerda a los últimos días del gobierno de Luis Herrera Campíns, en Venezuela.
El adalid de la campaña presidencial de la opositora Acción Democrática era el ex presidente Carlos Andrés Pérez, quien les recordaba a los venezolanos la época de bonanza del país cuando ya asomaba en el país la época de las vacas flacas.
Y es que cuando asumió Pérez, el petróleo de exportación pasó de 12 dólares el barril a poco más de 22. Fue la hermosa época cuando el régimen envió a especializarse en el exterior a miles de jóvenes profesionales, pero también fue la era de una corrupción galopante.
Como ese tiempo se acabó en el régimen de Herrera Campíns, su rival democratacristiano, Pérez, como abanderado de la campaña de su correligionario Jaime Lusinchi, les prometía a los votantes que con un gobierno de su partido volvería la época dorada.
El quinquenio de Herrera Campins no fue malo, pero el votante se encandiló con la promesa de volver a los tiempos de Pérez, aunque el petróleo no había vuelto a tener el fabuloso alza de los años 74-75. Ganó Lusinchi y gobernó hasta 1989 con relativa calma económica.
Nuevamente Pérez fue elegido tras jurar a los votantes de que conduciría un gobierno de bonanza como hacía 10 años. Solo eran promesas demagógicas. Apenas asumió debió encarar el “Caracazo”, el levantamiento popular por el aumento de los precios de la gasolina. Nunca se sabrá cuántos murieron, pero extraoficialmente se calcula que fueron medio millar. Ni siquiera pudo completar su periodo y renunció en 1993. (Dejó el gérmen del militarismo castro-chavista que 6 años después empezó y dura hasta hoy con Hugo Chavez Frías).
La Venezuela del 1984 y 1989 se parece a la Bolivia 2020. Luis Arce Catacora, testaferro de Evo Morales culpa al actual gobierno, de apenas un año, de todos los males que enfrenta el país. Por supuesto que pasa por alto el desastre económico que dejó el fugitivo, con su ayuda, los efectos de la pandemia y que los precios de exportación de las materias primas no son los del 2007-2012 que le permitieron despilfarrar hasta 50.000 millones de dólares, en menos de 14 años.
¡Y claro! hay miles de electores que recuerdan los años gloriosos del MAS cuando corrían los dólares como agua para financiar proyectos absurdos y fundamentalmente para subsidiar a miles de dirigentes de los llamados movimientos sociales, la columna vertebral del evismo, sin contar los fabulosos ingresos del narcotráfico que permiten la existencia de una especie de republiqueta en el Chapare.
No son pocos los “empresarios” que mamaron de la vaca estatal y que creen en el proyecto del “hombre nuevo”, que resultó ser mas racista que el original. A muchos de esos empresarios les parece bien que Bolivia haya sido dividida por Morales entre blancos y oscuritos, entre campesinos y citadinos, entre criollos e indígenas y, lo que es peor, (como lo estamos viendo) entre orientales y occidentales.
Quisiera estar equivocado, pero pienso que miles de votantes están encandilados como con la falsa prédica de Pérez de 1983: “Con Acción Democrática se vivía mejor” y que ahora repite, más o menos en los mismos términos, el cajero y testaferro del fugitivo. Amanecerá y veremos.

(*) Hernán Maldonado es periodista. Ex UPI, EFE, dpa, CNN, El Nuevo Herald. Por 43 años fue corresponsal de Agencia de Noticias Fides, de Bolivia

Responder